Presentación personal en el trabajo

A la hora de buscar un empleo, la mayoría de los individuos se preocupan esencialmente de presentar un perfecto Currículo Vitae y dar una efectiva entrevista para quedar seleccionado.

Sin embargo, la presentación personal juega un rol quizás tan importante como estos dos factores.

Preocuparse de la higiene también constituye un elemento relevante a la hora de aspirar a un puesto de trabajo.

La imagen de un individuo que opta a un determinado empleo es sumamente significativa, ya que es la primera impresión que causa a quienes lo seleccionan, por lo que si no se preocupa de mantener un aspecto serio y ordenado es muy probable que no se tome en cuenta.

Pero no sólo en la primera entrevista el empleado debe ocuparse de su imagen exterior, sino que también durante su trabajo. Esto porque hay empresas en las que se llevan a cabo variadas reuniones formales, razón por la cual es de suma importancia que proyecte un buen perfil frente a los demás, más aún si es un representante de la compañía.

No se trata de utilizar constantemente terno y corbata, que por lo demás es bastante incómodo, pero sí preocuparse de mantener la higiene e imagen adecuadas a las exigencias de la entidad. Es que cada empleo es diferente y solicita a los trabajadores distintas formas de vestir según los requerimientos de la compañía.

Es muy distinto que un empleado trabaje en un banco o empresa de ingeniería, situado en una oficina, a un arquitecto, que la mayoría del tiempo debe estar en terreno fiscalizando sus obras, por lo cual necesita una tenida más informal que le acomode, a excepción de cuando deba asistir a una reunión importante.

Por otro lado, muchas compañías formales y exigentes se han puesto cada vez más flexibles en cuanto a la vestimenta, sobre todo en verano. Por lo que han preferido dejar de lado el terno y permitir un vestuario más informal, para la comodidad de sus empleados en sus labores diarias.

Es el ejemplo de Ricardo, ingeniero comercial que trabaja hace 10 años en el área de finanzas de un banco, el cual siempre ha exigido la formalidad a sus empleados para así proyectar un serio perfil.

Sin embargo, hace algún tiempo, la empresa ha optado por preferir la comodidad de sus trabajadores permitiéndoles el uso de ropa más ligera y sin corbata, sobre todo para la época de verano. Eso si, exceptuando las instancias en las cuales se realizan reuniones importantes.

Según Ricardo, esta nueva modalidad ha tenido gran acogida por parte de los trabajadores, principalmente por su comodidad. Es que no se les hace fácil pasar todo el día con vestimenta que no les conforta, lo que incluso puede llegar a influir en su desempeño.

Ya sabes lo importante que es la presentación personal e higiene, las cuales poseen sus reglas igualitarias para todos. Sin embargo, en lo referido a la vestimenta, todo tiene que ver con el tipo de trabajo y las necesidades de la empresa a la cual el empleado aspira.

Fuente fotografía: www.blogdetrabajo.com 

del.icio.us
Digg
Technorati
Google
Windows Live
Yahoo